Logo
News image
Autor: Eduardo Barrionuevo - Fecha: 2020-08-20

MOTIVOS PARA TENER UN PSICOLOGO DEPORTIVO

Los beneficios de contar con un psicólogo son muchos como ya hemos visto. A continuación presentamos las 10 razones por las que un psicólogo deportivo va a influir de manera positiva en el rendimiento deportivo:

1. Estado mental idóneo

Es evidente que es necesario tener una gran preparación física o alimentarse bien para rendir al máximo, pero también es necesario estar bien preparado mentalmente para el momento de la competición. En psicología deportiva se conoce el estado ideal para alcanzar el máximo nivel de cada uno como el “Nivel Óptimo de Funcionamiento”.

2. El refuerzo

Reforzar a los jugadores en momentos oportunos es realmente importante para mejorar su autoestima, y es uno de los principios básicos del aprendizaje de habilidades psicológicas, técnicas o tácticas.

3. Los objetivos

El psicólogo deportivo va a ayudar tanto al jugador como al entrenador a beneficiarse de la planificación adecuada. Los objetivos realistas, y los pasos inteligentes para conseguirlos, pueden reforzar el nivel de autoconfianza de los jugadores, mantener su motivación alta y evitar problemas de autoestima. 

4. La cohesión grupal

El conocimiento del psicólogo en aspectos de psicología grupal, puede jugar a favor de que el equipo trabaje como un todo. Un equipo unido es mucho más beneficioso para el buen funcionamiento deportivo que un equipo con problemas internos.


5. Las autoinstrucciones

Las autoinstrucciones pueden utilizarse en el deporte para adquirir destrezas nuevas, para que la motivación aumente, para eliminar de hábitos negativos, para la iniciación de la acción o para el mantenimiento del esfuerzo en situaciones extremas o cuando el foco atencional ha de mantenerse durante un tiempo prolongado. Además, las autoinstrucciones positivas sirven para potenciar la autoestima, la motivación, la atención, el rendimiento y ayuda a soportar mejor el cansancio al provocar que el sujeto se centrare más en la tarea.


6. Entrenamiento en Imaginación

Es útil, entre otras razones, para reducir la ansiedad o para la adquisición de nuevas habilidades.

7. Control del estrés

Pese a que necesitamos que exista cierto nivel de estrés en la competición, el estrés puede ser un factor negativo para el rendimiento. El psicólogo deportivo puede mejorar el control del estrés del deportista, por ejemplo, contribuyendo a que el estilo de vida de éste sea lo menos estresante posible, y facilitando que pueda compatibilizar todas sus obligaciones diarias. Además, también puede reducir la “presión” del deportista, influyendo en sus expectativas de rendimiento y centrando su atención en objetivos alcanzables.

8. La atención

Las técnicas atencionales son muy útiles para el buen rendimiento durante la práctica deportiva. Algunos de los beneficios son: mejora del control emocional, una mejora de concentración, un mejor aprendizaje de habilidades, más capacidad de soportar los momentos difíciles de la competición, etcétera.


9. Emociones productivas

Existen emociones facilitadoras de rendimiento: el estado emocional del deportista determina de forma directa su rendimiento en la competición. Generar emociones facilitadoras es un elemento clave en el buen funcionamiento deportivo de cada persona. Además, el psicólogo deportivo puede ayudar a los deportistas a usar las emociones negativas como la ira, el miedo o la decepción, en su beneficio.


10. Apoyo en la recuperación de lesiones

Lesionarse es uno de los momentos más duros en la vida de un deportista. El apoyo psicológico puede ser útil para aceptar una lesión y superar los malos momentos. El psicólogo puede aportar herramientas para volver de forma gradual al entrenamiento y mantener la motivación durante la rehabilitación.

Comentarios

Subir