Cart ">
News image
Autor: Eduardo Barrionuevo - Fecha: 2019-11-04

CARTA AL BARBUDO, CAMINOS DE LAPA

Primer premio en el concurso literario ambientalista "Cuentos que no son cuentos que la tierra está muy viva", de la ONG ecologista Caminos de Lapa. 


Carta al barbudo


Querido Papá Noel:


Viendo que ni el año pasado ni en anterior tuviste en cuenta mi requerimiento, que hacía referencia a la sustentabilidad de los juguetes que te había pedido, hoy opto por esta otra vía, de carácter más formal.  

No entiendo como una persona como vos que, seguramente muy bien aconsejado por un asesor, supo construirse una imagen de marca impecable de una punta a la otra del mundo, y que de forma muy acertada se dejó crecer la barba blanca, se puso bigotes, y alimentó esa panza hasta llegar al punto exacto de redondez, todo para dar un aspecto de abuelo bonachón de la humanidad, a esta altura de las circunstancias no tenga en cuenta la problemática ambiental. Tampoco entiendo cómo tu asesor de imagen no te orientó ni te propuso que encararas en esa dirección. (Un descuido de tal magnitud es motivo de despido. No te digo que lo eches, pero sí ponelo a raya, porque puso en juego tu prestigio de siglos!) Hoy, hasta por una cuestión de imagen, y sobre todo de venta, todas las grandes corporaciones, y las pequeñas y medianas empresas tienen en cuenta e incorporan la cuestión de la sustentabilidad, aunque más no sea en sus logos o en el papel con que hacen sus facturas.  

Por eso te aconsejo -y va con buena leche- que te pongas al día y te subas a la ola verde de las tres R: Reducir, Reciclar y Reutilizar, y este fin de año para envolver los regalos de todos los chicos utilices papeles usados, como hojas de revistas y diarios, o sino poné a laburar a tus duendes para que con los pedacitos y requechos que sobraron de los cortes de ropa del mundo te armen bolsitas sustentables. Te digo más, yo que vos iría bien a fondo y armaría una movida grosa de refrescamiento y recauchutaje de imagen. ¿Cómo te suena el “Santa Green”? Te calzás un traje verde y blanco y tu silueta va a quedar asociada casi inmediatamente con la ecología. El rojo no garpa como antes. Es pasión, pero también es guerra, sangre, furia, violencia... Ganó demasiadas connotaciones negativas. Cambiá tu vibra tonal y pasate al verde vida, verde natura, verde salud, verde O2. Pegá un volantazo y hacete ambientalista. Eso sí, acompañá el cambio de imagen con acciones verdes concretas. Nada de dobles discursos. Los chicos de mi generación estamos hartos de la incoherencia y los mensajes contradictorios de los adultos.  

Nosotros venimos con otro chip, somos más evolucionados. No nos comemos el verso del crecimiento y el desarrollo ilimitado. Y no quiero alarmarte, pero a muchos les está haciendo demasiado ruido la ideología santaclausiana consumista que Estados Unidos –como muchas otras cosas– tan bien supo exportar al mundo entero, y ya por las redes sociales están empezando a surgir movimientos en tu contra acusándote de ser el brazo comercial de las multinacionales. De hecho, leí que existe un comando anti Santa Claus que ya el año pasado se metía en los shoppings y dejaba en paños menores a todos los papá noeles que estaban dándole caramelos a los chicos, y este año parece que la agrupación promete ir por más. Hasta se te pusieron en contra los curas que salieron a decir que por tu culpa la Navidad como festividad religiosa que marca el día en que nació Jesús pasó a segundo plano y se redujo a un simple evento de compra de regalos y consumo compulsivo. “Con ese gordo angurriento y chantún que sólo va a las casas de la clase media y alta y se desentiende de los más necesitados, ¿qué valores le estamos transmitiendo a nuestros chicos?”, dijo el cura por el noticiero mientras le enfocaban la cara, roja de furia. Decí que era sacerdote que sino, parecía que estaba endemoniado.
 

Así que gordito, ponete las pilas y sustentabilizate, que si no te subís a la ola verde, me temo que vas a quedar afuera de los festejos de fin de año futuros.  

Te mando un beso

Maru  

PD: Si para estas fiestas los regalitos no son sustentables, el año que viene ni te aparezcas, ya me voy a haber pasado al movimiento contrario que explotó en las redes sociales y que banca a los Reyes Magos.


Autora: Magela Demarco
Ilustración: Mery Vanborder

Comentarios

Subir