Logo
News image
Autor: Eduardo Barrionuevo - Fecha: 2019-06-02

DEJAR PARA GANAR

El destino hizo que Eduardo Mulet no pudiera seguir corriendo a un nivel de elite. Tenía casi todas las cualidades físicas y la experiencia para que todo el país hablara de las competencias que conquistara. Es más, lo vinieron a buscar de un equipo francés para participar en un cross country. Lo único que le faltaba era el apoyo económico y tiempo necesario para poder entrenar a la altura.

Este mendocino de 28 años siguió con su vicio de correr pero de manera amateur. Pero esto, le estaba dando sabor a poco: "Uno nunca sale de la adrenalina y la sensación de alegría que genera estar en una largada rodeado de gente y con un mismo objetivo: llegar a la meta. Y ahí fue cuando me pregunté ¿por qué no darle la posibilidad a una persona que no puede hacerlo?”. Y ese momento, lo que fue la tristeza de dejar se convirtió en la alegría de ayudar. De hacer ganar a otro.

Su objetivo se convirtió en lograr que una persona en sillas de ruedas pudiera correr un maratón. Para encontrarla recurrió a un ex campeón en la especialidad, Mario Gutierrez, que le pasó el contacto de Jesús Picón. Quien al tiempo sería su amigo y compañero en esta travesía. Eduardo empezó a ser las piernas de Jesús. 

La vida de este chico de 35 años nunca fue fácil. Además de sufrir una parálisis cerebral, tiene necesidades económicas lo cual complica su vida cotidiana. "Jesús vive con su hermana y su mamá y necesita hacer algunas refacciones en su vivienda y de diferentes terapias y tratamientos médicos que actualmente cubrir.” 

Y así empezaron desde cero a prepararse para su primer Maratón de Mendoza (2018). “La primera silla que armé fue con un cuadro que me prestó la Secretaría de Deportes.”

Aunque el físico lo tenía preparado para sortear los 42k sin sobresaltos, Eduardo con sus 67 kilos tenía que entrenar cómo llevar a una persona de 75 en un recorrido con muchas y subidas y bajadas. “Llevaba la silla al gimnasio y le ponía discos hasta llegar a su peso para poder simular el esfuerzo que tenía que hacer. Además, me cambiaba la manera de correr ya que tenía que llevar siempre los brazos inmóviles para empujar.”

La primera experiencia los vio llegar en 3h45m a la llegada con la emoción de todos. En la edición de este año Juan Carlos Bustos, el primer atleta con discapacidad en cruzar la cordillera de Los Andes, le prestó su sillas de ruedas. Bajaron en más de veinte minutos el tiempo colocándose en 3h23m. Durante el recorrido además de los alientos, aplausos y gritos, los espectadores se acercaban a Jesús para dejarle sobres con dinero buscando colaborar con su causa. 

¿Cómo sigue la historia?

Se pusieron como objetivo realizar el Maratón de Buenos Aires. Eso va incluir, ya que el recorrido lo permite, conocer la cancha de River del cual Jesús es fanático. Sin olvidar llevar el mensaje de ayudar al otro y ponerse en la piel del que no lo puede hacer. 

“Me preguntaron varias veces, ¿Quién le cumplió el sueño a quién? y la respuesta es fácil. Sin lugar a dudas Jesús me lo cumplió a mí.”


Si podes ayudar a Jesús de la manera que fuera, comunicate con Edu por mail ( eduardomulet11@hotmail.com ) o teléfono +54 2612 089 309.


DATOS BANCARIOS PARA REALIZAR UNA DONACIÓN PARA AYUDAR A JESÚS

Banco Supevielle
Cuenta: CA $
Número: 68-2529186-4
CBU: 0270068720025291860045
Alias: ENTERO.ALCE.CARBON
Razón Social: MULET EDUARDO DAMIAN
Documento: C.U.I.L. 20359361026

Comentarios

Subir