Logo
News image
Autor: Eduardo Barrionuevo - Fecha: 2020-04-15

REINVENTARSE Y SEGUIR

Todo pasa por algo, ¿Cómo puede una acción desafortunada cambiar el rumbo de nuestras vidas?

Si me preguntan cómo fue que empecé a correr tengo que decirles que fue en consecuencia de un accidente que sufrí en una de mis rodillas: rotura de ligamento cruzado anterior en el año 2008. En ese momento pensé que nunca más iba a poder jugar al fútbol, que se me caía el mundo, el trabajo y mi pasión por hacer deporte. No paraba de preguntarme: “¿Por qué a mí?”  

Meses después de la lesión afronte la operación. La entrada a cirugía duro alrededor de tres horas en las que en ningún momento sentí dolor, pero los problemas llegaron después. Fue un día de internación eterno, hasta que recibí el alta y regrese a casa en silla de ruedas y con las muletas sostenidas sobre los apoyabrazos de la silla.  

Comencé la rehabilitación en una clínica de kinesiología. Las primeras semanas fue muy difícil ya que eran 45 minutos en una camilla enchufado a electrodos y con la rodilla en la máquina de magneto. Recién a la tercera semana empecé a trabajar la fuerza y la flexibilidad.  

En el cuarto mes de recuperación, me llega el ofrecimiento de un amigo para ser parte del staff de una carrera que se hacía en La Plata. Recuerdo que me pagaron 25 pesos y me regalaron una remera, estaba feliz. Cuando empezaron a repartir los roles, jamás me imagine que iba a estar a 4km de la largada y ser banderillero. Hacía frío y lloviznaba, pero ahí estaba con una bandera improvisada con una rama y una cinta de peligro marcando una curva que hacía el recorrido. Ese día, mientras veía pasar los corredores, pensaba:“¿Qué sentido tenía pasar frío y mojarse para estar corriendo?, “que aburrido”, “están locos”.  

Meses después, cuando el periodo de rehabilitación estaba llegando a su fin, me enteré que estaba por disputarse una carrera de 8K en La Plata. Me anote para entender que era lo que sentían los runners bajo esa lluvia y el frio. El día de la competencia, se desató una gran tormenta. Tal es así, que hizo que se volara el arco de largada y parte del escenario, hasta que finalmente decidieron suspender el evento media hora antes de la largada. Podríamos decir que así arranco mi camino en el running: con una carrera suspendida.  

La carrera se reprogramo al domingo siguiente. Cruce el arco a los 42 minutos y 38 segundos, y fue en ese momento donde comprendí… ¿Por qué corría la gente? ¿cuál era la gracia? Sentir la adrenalina de la largada y el haber cruzado el arco fue una de las más lindas sensaciones que viví, no solo por completar mi primera carrera, sino por haber dejado atrás la lesión.  

Al mismo tiempo que corría, seguía jugando al futbol en la Liga Universitaria hasta que volví a lesionarme la rodilla. El diagnóstico: Rotura del injerto del ligamento cruzado anterior de la pierna derecha. Si, había roto de nuevo mi ligamento reconstruido hace años atrás. El consejo del médico fue dejar te practicar deportes de contacto que incluyan saltos y giros. Recuerdo sus palabras, “Podes correr, nadar o pedalear para adelante”. Deje de jugar al futbol y prometí nunca más hacerlo.  

Fue un año de muchas carreras y entrenamientos más específicos. En esos 3 años corrí 35 carreras de 5K, 7K, 8K, 10k, 15K para finalizar esa etapa con cinco medias maratones. Cuando decidí dar el salto para correr mi primera maratón mi rodilla dijo basta. Había corrido varios años sin ligamentos cruzados, lo que hizo que dañara el cartílago de mi articulación.  

Después de estar casi 2 años sin correr, encontré un grupo de profes y kinesiólogos que trabajaron en mi rodilla y poder volver a correr. Actualmente estoy corriendo carreras de Trail, donde pude unir mis grandes pasiones, el running, los viajes y la naturaleza.  

Tuve que romperme la rodilla para descubrir el running. Apasionarme por este deporte me llevo a formar mi grupo de entrenamiento: Elite Running Team, hoy por hoy, el grupo lleva 7 años. Gracias a ellos, mi familia y mis amigos.  

Gracias al running conocí gente maravillosa que se convirtieron en personas muy importantes para mí. Toda esta pasión hizo que mis amigos y a familiares quieran sumarse a hacer actividad física.  

Por otro lado, soy Co-Director de WorkOut Magazine, donde tocamos temas de deportes, vida saludable y sustentabildad.  

Nada de esto hubiera sido posible sino me lesionaba mi rodilla en 2008. Lo importante es siempre reinventarse y seguir. Aferrarse de lo malo para reinventarse y volver a ponernos otro objetivo. 



EZEQUIEL KELIS

Comentarios

Subir

A PHP Error was encountered

Severity: Core Warning

Message: Module 'sqlite3' already loaded

Filename: Unknown

Line Number: 0

Backtrace: