Logo
News image
Autor: Eduardo Barrionuevo - Fecha: 2019-06-07

FACUNDO REALES

Habitante de la ciudad de Moreno desde los 5 años, Facundo es el ganador del Maratón Internacional de Malvinas 2018 y subcampeón 2019. Inició su camino en el running viendo en competencia al Olímpico Argentino Luis Molina, al que algún día le gustaría alcanzar.  

Esto es lo que le contó a HISTORIAS DEPORTIVAS sobre sus comienzos, experiencias y próximos objetivos:  

“Me di cuenta que me gustaba correr cuando era chico en la Escuela de Futbol Luis Artime de Moreno. Siempre nos mandaban a trotar y a mí me gustaba la sensación de ir corriendo forzando la respiración. Mientras todos trotaban, siempre intentaba de ir más fuerte de lo que iba el resto.  

Los primeros pasos en el atletismo fueron en los torneos bonaerenses con 14 años representando a la escuela. En ese momento no tenía entrenador y tampoco nociones de cómo correr. Solo realizaba el entrenamiento de  futbol. Fue una linda experiencia que la pude repetir 3 años consecutivos.  

Seguí jugando al futbol hasta los 20 años. En ese momento dejé toda la actividad deportiva salvo que iba al gimnasio muy de vez en cuando. Hasta que en 2013 me invitaron a participar en una carrera en General Rodriguez (Buenos Aires) y lo vi correr a Luis Molina. Verlo me dejó fascinado y dije… quiero correr como él.  

Comencé en un equipo de running dos o tres veces por semana y con el tiempo fui agregando más entrenamientos y mejores entrenadores. Al día de hoy entreno con Matías Cabrera todos los días y estoy federado para FC Max. Igualmente, todavía no lo pude alcanzar a Luis Molina.  

 La experiencia en Malvinas arranca cuando en 2017 participo en “Lanús Corre por Malvinas” de 10k con la intención de quedar entre los cinco mejores. Finalmente tuve la posibilidad de ganarla y me hice acreedor del viaje a las Islas de 2018.  

 Hasta ese momento no tenía preparación para fondos largos como los 21k o maratón por lo que me tuve que preparar especialmente para esa distancia. Durante esos meses debute en la Media e hice pretemporada a Cachi (Salta). La intención era sumar la mayor cantidad de kilómetros posibles.  

 Llegar a las Malvinas por medio el deporte fue algo impensado, no estaba en mi cabeza. Fue una experiencia única que no me la voy a olvidar en la vida. Estando en el maratón conozco a Rafael Lencina, de Tucumán, que ya había corrido y ganado ahí y con el inglés Graham Rush. Ambos grandes candidatos a ganar esa edición. Recién en el kilómetro 32 pude marcar diferencias con el europeo para luego tener la suerte de ganar la carrera.  

Ya de vuelta en Argentina, en Noviembre vuelvo a correr la competencia de Lanús pero esta vez hay un mejor nivel de atletas que la vez anterior. Tuve que competir con varios compañeros. Nuevamente tuve la posibilidad de ganar y volver a conseguir el pasaje a las Islas en 2019.  

No llegue de la mejor manera esta vez, en las siguientes semanas sufro dos lesiones; una en la cintura mientras trabajaba el gimnasio y luego una periostitis que me aleja tres semanas más de los entrenamientos. Antes de todo esto mi intención estaba en hacer una buena carrera de San Silvestre (Buenos Aires) y de Reyes (Entre Ríos), pero no pude.  

Una vez recuperado de todo, decidí irme por un mes a Cachi a prepararme de la mejor manera para el maratón. Metía dobles entrenamientos y me esforzaba a más no poder buscando recuperar el tiempo perdido.  

En esta nueva edición logré alzarme con el segundo puesto. Me costó muchísimo ya que venía sin competencia. No sabía que ritmo podía tener. Igualmente quede contento de subir al podio nuevamente.  

Correr me trae las sensaciones de cuando era chico, cuando jugaba. Me hace sentir bien, volver a la niñez. Son sensaciones muy lindas las de cruzar una meta e ir cumpliendo los objetivos. Mi próxima meta está en conseguir la marca mínima en los 10000 metros en pista para clasificar al campeonato Nacional y representar a la FAM ( Federación Atlética Metropolitana).”

Comentarios

Subir