Logo
News image
Autor: Cynthia Plohn - Fecha: 2019-05-08

NUNCA BAJAR LOS BRAZOS

En el mes de la Esclerosis Múltiple entrevistamos a Fernando Champomier, profesor de educación física, entrenador de running y atletismo y triatleta, quien hace 17 años fue diagnosticado con la enfermedad.  

Fue luego de varios episodios, el último hizo que no sintiera sus piernas. Tenía 20 años en ese momento. 
 

“Por eso con la asociación que colaboro ALCEM (Asociación de Lucha contra la Esclerósis Múltiple) creemos que es importante contarle a la gente sobre esta enfermedad porque muchas veces es difícil llegar al diagnóstico y los pacientes están muchos años sin tratamiento y la enfermedad va generando daño y acumulando discapacidad” explicó.  

Cuenta que al principio fue un shock para él que hacía mucho deporte pero de a poco y, bajo la supervisión de los especialistas, volvió a entrenar.  

“Ahora estoy en tratamiento. En Argentina estamos bastante avanzados en alternativas terapéuticas, tengo algún que otro síntoma como por ejemplo en mi pierna y mano derecha tengo algunas dificultades motrices, pero me acostumbré y lo vivo con naturalidad. Uno se va adaptando” reconoce.  

Vuelve a repetir que lo toma con naturalidad, por eso sigue entrenando y dando clases y que si tiene algún episodio ya sabe qué es lo que tiene que hacer y sabe que puede pasar en cualquier momento. Por suerte hace varios años que está estable pero es consciente que convive con la enfermedad.  

“Mía día a día es el de una persona normal: entreno, trabajo, cuido a mi hijo, algunos días más cansado o un poco dolorido pero nada que no pueda sobrellevar” indicó.  

Fernando corrió maratones por debajo de las 3 horas; medias maratones en 1 hora y 20 minutos e hizo 10k en 35 minutos.  

También corrió varios triatlones de distancia olímpica, Medio Ironman y Ironman y en varios hizo podio en su categoría. Compite en categoría común pero si algún día tiene algún problema no tiene drama en pasarse en la categoría especiales.  

A las personas recién diagnosticadas con Esclerosis Múltiple les aconseja, que aunque todas son distintas y se viven de diferente manera, que no bajen los brazos, que se adapten y le encuentren la vuelta. “La realidad es que hoy la medicina avanzó mucho  y se puede tener una calidad de vida bastante buena, y normal pero es esencial mantener la cabeza ocupada, el cuerpo en movimiento y que se acerquen a cualquier asociación para charlar  con compañeros que padecen la misma enfermedad para pedir información y contención”.   

Comentarios

Subir