Logo
News image
Autor: Eduardo Barrionuevo - Fecha: 2020-05-07

HISTORIAS AMATEURS - GUIDO MORALES

Soy Guido Morales, tengo 32 años, actual triatleta, una persona muy tranquila, algo callada e introvertida, apasionado por el deporte, el aire libre, disfrutar la playa y las montañas. Escapar de la locura de la ciudad y la rutina con naturaleza pura.

Hago deporte desde muy chico. Con 4 años empecé en el rugby y jugué hasta los 17. Cuando arranque la facultad y el trabajo, por horarios no pude seguir con el rugby y es acá cuando descubro el ciclismo. El inicio se dio con una salida al rio de no más de 5km un fin de semana, que luego fueron 10, 15, 40... hasta no largar más los pedales. Deporte sufrido si lo hay, pero con una superación personal como pocos, un cable a tierra como ninguno. Salidas solo, en grupo, en ruta, en tierra, de día o de noche... deporte hermoso.

Un día de lluvia empiezo a ver videos por internet y por casualidad (o no) termino viendo al Team Hoyt corriendo el Ironman de Hawaii, apareció el desafío y ese fuego interno de hacer un triatlón Ironman. Pasaron varios años y kilómetros en el ciclismo de mtb y ruta hasta que decidí pasarme al triatlón luego de casi 10 años de "solo" bici. 

Enfocado en ese sueño de completar un Ironman, me propuse lograrlo en un año y así fue, la primera vez que llore de alegría. Más enganchado que nunca con el deporte, el triatlón se hizo un estilo de vida que disfruto, en donde hay mucho por mejorar, desafíos nuevos, paisajes y países por conocer qué año a año hacen que me atrape aún más. 

Lo último que corrí fue el Fodaxman, un triatlón extremo de larga distancia con 4km de natación, 172.5km de ciclismo y 42km corriendo. Es una carrera de punto a punto, que comienza en la represa del río São Bento en Siderópolis y llega a Urubici, en Brasil.

Ya siendo difícil la distancia y más aún que salga bien, a ésto se le suma que la natación es de noche, el ciclismo acumula más de 3600 metros de desnivel positivo y  en la corrida unos 1200 metros acumulados, siendo casi todos en los “últimos” 16km, para llegar al tope del “Morro da Igreja y Pedra Furada” y una amplitud térmica que puede ir de 5 a 35 grados, pero toda ésta dificultad se ve "amortiguada" por los increíbles momentos y paisajes que se vive: una Luna llena y un amanecer nadandol. Lo mejor es que en un deporte exclusivamente individual en éste tipo de carreras, es decir el circuito Xtri que hoy es una marca como Ironman, engloba unas 14 carreras de formato similar alrededor del mundo, se hace y se exige un equipo de apoyo, cada atleta tiene sus "supporters" que lo siguen en todo el recorrido y asisten en todos los sentidos, como la hidratación, nutrición, mecánica, navegación. En mi caso, el equipo estaba conformado por mi novia y amigos lo que hizo que sea una experiencia como ninguna otra, inolvidable y hermosa porque compartís tu deporte con tus seres más queridos de forma totalmente directa.

El día del Fodax fueron 14hs y 27 minutos para terminar la prueba y ser el único argentino en completarla hasta el momento. Nos Despertamos a la 1am para ir al parque cerrado y poder estar ahí a las 3am y largar a las 4am para vivir un día inolvidable que compartís con tu equipo, pero también con los demás atletas y sus equipos, todos ayudando y alentándote como si fueras “su” atleta, hay una atmosfera muy especial que la tienen que vivir, no se repite en otras carreras. Y no es solo en él día de carrera, una vez que quede seleccionado, la organización armó un grupo de Whatsapp en que estábamos todos los inscriptos y la carrera ya se empieza a vivir varios meses antes, hablando con gente de muchos países, de experiencias, de relaciones de piñones y platos, nutrición, la logística y sobretodo hay una energía positiva que contagia para prepararse día a día, luego se formó otro grupo con todos los supporters… se termina formando una gran familia del triatlón que hoy en día seguimos hablando.

Actualmente un nuevo objetivo deportivo es muy difícil de elegir, la situación del coronavirus y el arrastre económico está siendo letal para todos, sin dudas ir a correr un tria pasa a un segundo plano, más aun siendo amateur que todo cuesta un poco más, pero no tengo dudas que tarde o temprano va a pasar, podré ir a un nuevo Xtri con mis Supportes para tener la gran experiencia y satisfacción deportiva del triatlón y sobre todo la humana en un triatlón extremo, donde no hay categorías, no hay "competencia", no hay caretaje, es sólo nadar, pedalear y correr.

Comentarios

Subir