Logo
News image
Autor: Eduardo Barrionuevo - Fecha: 2020-04-04

IG LIVE LUIS MOLINA

Uno de los olímpicos argentinos de Río 2016 nos dio la posibilidad de entrevistarlo durante la cuarentena que vive Argentina. La charla pasó por sus inicios, sus vivencias en los JJ.OO. , cómo ve el atletismo nacional y su futuro.


Te dejamos las mejores frases del IG Live:


La cuarentena me tiene trabajando un poco más lo físico. Es la parte más débil de los atletas, la que más nos cuesta. También nos cuesta mucho descansar, así que son como unas vacaciones. Hay que tener cuidados con lo que comemos para no subir mucho de peso. Desde hace unos días voy mechando los trabajos que realizo. Unos días físicos, otros coordinación y técnica.

Este parate me vino muy bien, recargue mucho las pilas y me volvieron las ganas de correr mucha distancia. Iba a realizar el maratón de Londres el 26 de Abril que ahora se pospuso para el 4 de Octubre. Voy a encarar estos meses que quedan con muchas ganas y buscar la marca para ir a los JJ.OO. 2h11m30s es la marca que se necesita para clasificar. La idea es poder hacer pista y así bajar las marcas cortas para tener un poco más de margen.

Los cupos son tres por cada país teniendo marca mínima o clasificando ranking. Son 80 atletas en total. Argentina ya tiene dos (hombres) con la marca mínima. El sistema está bueno ya que se puede clasificar por ranking si sos de correr mucho. Intentaré Londres en Octubre y sino en Febrero/Marzo.

Para ese tercer cupo veo a Martín Méndez que está muy bien, se afianzo mucho en el maratón. El que tiene muchas condiciones pero no se le viene dando en la distancia es Julián Molina. Siempre hay alguno más cómo Miguel Barzola y “Colo” Mastromarino.

En las mujeres, Marce Cris Gomez consiguió una marca que es muy complicada. Con posibilidades de entrar por ranking veo a (Dai) Ocampo y otras chicas. Flor Borelli tiene un talento único pero hay que ver si se va a quedar en las distancias cortas que está haciendo hoy. Igualmente está muy bien posicionada en los 5000, ojalá que vaya.

A 25 años del récord de Antonio Silio en maratón: Los records están para romperse. Si me lo preguntabas hace un año atrás, te decía que estábamos muy lejos. Pero con las marcas de “Coco” Muñoz y Joaquín Arbe estamos muy cerca. Si te pones a ver, la diferencia son solo 400 metros. De todas las marcas que tiene el récord Silio, la de maratón es la más fácil de romper.

Para los últimos días antes del maratón olímpico les recomendaría a los chicos clasificados que manejen la ansiedad. Esa ansiedad va a querer que ese momento llegue “ya” y no los va a dejar disfrutar de todo el entorno. En mi caso perdía un poco el disfrute esperando que todo sea ya.

Lo que más disfrute de los JJ.OO. fue la Villa Olímpica. Los que somos maratonistas tenemos la suerte de ser los últimos en competir. Por reglamento, luego de competir hay que dejar el alojamiento 48 horas después. Por eso nos podemos quedar hasta el final y ver a los grandes como Del Potro, Nadal y Ginobili. Se viven experiencias únicas.

La carrera es el moño de todo. La carrera tuvo muchísima humedad y calor. Río en general es complicado para correr y más en distancias largas. Recuerdo que largamos con lluvia y después salió el Sol, fu todo muy heavy. Pude abstraerme un poco de eso y de las molestias físicas que tenía y disfrutar toda la carrera.

La clasificación a los Juegos fue con la Maratón de Buenos Aires de 2015. Es uno de los momentos más importantes de mi vida… Si no lo pongo a nivel de los JJ.OO., está ahí nomas. Haber clasificado en mí país, ante mi gente, familia y amigos. Que me vean cumplir mi sueño, fue una experiencia más que linda. Hasta el día de hoy sigo viendo videos y me sigo emocionando.

Arranqué corriendo a los 13 años en Chascomus. Era de jugar al futbol, jugaba de “2” y jugaba bastante bien. El tema estaba en que me gustaba entrenar mucho. Los chicos a esa edad somos de salir y juntarse con amigos, y no se toma tan en serio. Quería pasar a un deporte individual donde todo dependiera de mí directamente. Por eso empecé a correr, sin saber que había una pista y carreras de por medio.

En una salida a correr por la laguna de Chascomus, me cruzó de frente con Cesar Roces. Él terminó siendo mi entrenador. Lo conocí a los 14, empezamos a hablar y le comente que me gustaría competir. Ya a los quince días me dijo que tenía mucho futuro y que me veía en un JJ.OO. en maratón.

A los 18 años firme contrato con una marca deportiva y en el proyecto que armó Cesar decía que llegará a los JJ.OO. de Rió. Para eso faltaban diez años y aun no estaba definida la sede. Todo se dio.

Tengo títulos nacionales en 3000 juveniles, 5.000, 10.000, Media Maratón y Cross Country. No era de los más destacados cuando era juvenil, fui de los pocos que quedaron en el tiempo. Competía con Matias Shell, Luciano Almiron, Nahuel Luengo y más. Era una muy linda camada.

Comentarios

Subir