Logo
News image
Autor: Eduardo Barrionuevo - Fecha: 2020-05-04

HISTORIAS AMATEURS - LUCIA FARIZANO

Soy Lucia Farizano tengo 29 años y soy de Lobería, provincia de Buenos Aires. Compartí con mi mamá nueve meses sin que ella lo supiera. Era tan, pero tan antipática que no me quería presentar ante mis padres. Pero las sorpresas en algún momento salen a la luz, y así fue.

En los últimos meses de gestación, algo no venía bien. Nos empezaron a hacer muchas “ecografías”. Los médicos que no fueron ningunos tontos, se dieron cuenta que algo más venía. Mis padres estaban preparados para recibirme como lo habían hecho con mis dos hermanas, pero también eran conscientes que venía con un extra. Ese extra era la “Acondroplasia”.


Fue así que el 26 de abril de 1991 juntas comenzamos a escribir esta historia, ella me cuido durante la gestación, pero era ahora yo quién debía cuidarla. Transitamos juntas una hermosa niñez, con hermosos recuerdos que hoy siguen perdurando en nosotras. Tardé unos cuantos años darme cuenta que alguien vivía en mí, ese alguien de alguna manera me hacía distinta ante los demás.


Si hay algo que destacar fue la crianza de mis padres. Ellos no tuvieron al alcance un manual de cómo criar a una niña con Acondroplasia. Pero sí tuvieron la fortaleza, el coraje, y el amor necesario para lograrlo. Lo hicieron tan bien, que nunca me hicieron sentir distinta ante mis hermanos, ante la sociedad. Era una más entre tantas.


Mis primeros estudios lo realice en el Jardín y en la escuelita del Campo, luego la Secundaria, la hice en Miramar. Viajaba todos los días para allá, ya que yo vivía lejos.  Al finalizar mis estudios, me fui a vivir a Balcarce, donde realice mi carrera en el Profesorado de nivel Inicial. Me costó un poco adaptarme a la ciudad, era en parte todo nuevo, no estaba acostumbrada salir a la calle y ser observada por todos los ciudadanos.


Pasaron los años, y la gente al verme me saludaba, de alguna manera habrían cambiado su forma de mirarme. En el 2016 me recibí de Maestra jardinera y en marzo del 2017 me vine a probar futuro a Loberia, comenzando con suplencia. En ese Mayo tomé mi primer cargo, hoy en la actualidad me desempeño en el Jardín Maternal N° 1 como Maestra de sala de bebés.

Gracias a mi Profesión, pude independizarme y tener mi hogar, dónde convivo con mis tres mascotas. Margarita, Ramona y Walter son mis gatos.   

A fines del año pasado precisamente en Septiembre, Ariel Gonzales me propuso arrancar Atletismo Adaptado. Hago hincapié acá, destacado a este gran Profesor, quien fue el primero en detenerse en mi vida y me dijo que podría ser buena y útil en el deporte.  Es así que arranque en octubre “Lanzamiento de Bala”.  

Al menos tres veces por semana iba a entrenar por dos horas. En esos momentos me olvidaba de todo y sentía día a día que este deporte me estaba enseñando algo.  

Mi entrenador, que siempre destacaba el deporte como una competencia con uno mismo y superarse día a día me dijo: “Esa es la mejor medalla que se puede obtener. Lo importante de todos los días es saber que te queda mucho por aprender eso te permitirá ir mejorando día a día. El mundo necesita más personas como vos, así lograremos una  sociedad donde se incluya  desde las capacidades  y potencialidades de cada uno.”  

En Noviembre del año pasado, viajamos a Ushuaia con un grupo de Loberia, al Torneo “Facundo Rivas” que se realiza todos los años. Pude sentir por primera vez, lo que era una competencia y lo que se siente. Pero por sobre todas las cosas lo que más orgullo me dio es ver cómo cada uno de los profesores, guiaban, acompañaban y se alegraban por cada logro de sus alumnos.    

Es un mundo tan hermoso y sano, que vale la pena  involucrarse y que conozcan todo lo que se hace el Atletismo Adaptado. En diciembre fui nominada en los Premios Lobería en la terna de” Atletismo Adaptado“ siendo la ganadora.  

Soy una persona ¨Feliz¨ día a día, en mi hogar, en mi trabajo y en el deporte. En fin soy bendecida de poder demostrar al mundo entero lo que soy capaz. De tener una vida normal con apenas un metro veinte de altura. Que logro todo lo que me propongo y que nada ni nadie me detiene cuando quiero algo, porque en esta vida nada es imposible.

Comentarios

Subir