Logo
News image
Autor: Eduardo Barrionuevo - Fecha: 2020-02-11

MADRE E HIJO

Pocas cosas deben dar tanto placer como compartir un momento de esparcimiento con una de las personas más importantes de tu vida. Eso es lo que va a dejar en claro la historia de Esteban Bosco (26) y Anabel Picinato (53)

La mamá comenzó hace unos diez años en el mundo del running, deporte desconocido ya que siempre se había abocado a otros de manera recreativa. Poco a poco este amor le fue creciendo en su interior. 

Comenzaron las primeras competencias, luego vino la bici y los primeros duatlones hasta que decidió quedarse solo con el trote. Siempre andaba rondando Esteban, solía meterse en el medio pero lejos de correr con ella, tal vez por la diferencia de edad o porque no me interesaba...aún. 

Fue pasando el tiempo donde la familia iba a alentarla, acompañarla, siendo la mejor hinchada que pudo tener. Mientras que a Esteban le fue creciendo la idea de empezar de a poco. Comenzaron los primeros fonditos juntos y las primeras carreras de 10 km donde para él era todo un logro, y aún más poder hacerlo con ella. 

“Fuimos creciendo en este mundo de locos que corren y empezaron a llegar los objetivos y “las historias” más lindas que tenemos juntos”. Comenta él. 

Pasaron de 10, 15, 21 hasta carreras de 30km en calle sin llegar a la distancia madre porque algo se interpuso en su nuestro camino, el trail. Hace 3 años debutaron en su primera carrera de montaña juntos, eran 21kms. Aunque ella tenía una ultra en su haber, debutaron juntos en trail ese día...y no pararon más. 

En su vida cotidiana no comparten la misma ciudad de residencia por lo que sus únicos entrenamientos juntos son los fines de semana. Elortondo, pueblo de 7.000 habitantes, es donde vive ella y Rosario donde vive él. Son cerca de 150 kilómetros de distancia que recorre el hijo soñando con más montañas. 


“Nos dimos cuenta que la montaña, que correr fuera del asfalto era lo nuestro. Encontramos nuestra mejor versión, nos conectamos, nos ayudamos y lo disfrutamos muchísimo, por eso no paramos más”, sigue contando Esteban. 

Pero como la mamá tiene la vara alta, los objetivos fueron cada vez más complejos, más intensos, más técnicos y más largos. Tanto como compartir varias ultras. En poco más de 2 años pasaron de 50k a 110k sin escalas. Anabel comentó “"vamos a Patagonia Run pero a 110k o nada". 

La nueva experiencia duró 25 horas, de las cuales 12 fueron de noche en plena montaña, pero una vez más el equipo funcionaba. Se complementaron y ahí es cuando las diferencias que podrían tener de edad, físico, estado, etc. se igualan, marcharon como uno solo. 

“Esta fue una gran prueba de superación personal para ambos que pudimos sobrellevar y cumplir de la mejor manera, como decimos siempre salir y llegar juntos para nosotros es el mejor premio que podemos tener en una carrera y esta llegada fue muy emotiva, hacía mucho tiempo no llorábamos tanto por la satisfacción de haberlo logrado, por el cansancio, la fatiga y la emoción. 

Ojalá muchos puedan compartir alguna actividad con sus padres como lo hacemos, quererse, abrazarse y transmitirse ese amor de familia que tanto nos hace falta.Muchas veces nos pasa que la gente se sorprende al escuchar lo que nos une, y las cosas que hacemos juntos...tal vez no sea común ver a una madre y su hijo correr juntos por la montaña, pero el mensaje que queremos dar es que una actividad tan linda como el running puede afianzar esos vínculos que hoy se están perdiendo, ese amor familiar único e irrepetible." 

Esteban cierra: "Mi deseo es que muchos tengan una madre como la mía y que puedan compartir aventuras, experiencias, que disfruten el día a día, que valoren la salud, la familia, que guarden momentos en sus retinas y que nunca dejen de ponerse objetivos porque todo en la vida puede cumplirse, solo hace falta tener ganas y constancia.” 

La próxima carrera que van a hacer se llama "Fiambalá Desert Trail" en Catamarca. Es una carrera de 200 km en etapas que recorre montaña, quebradas y desierto uniendo varios pueblos, del 11 al 16 de mayo.

Comentarios

Subir