Logo
News image
Autor: Eduardo Barrionuevo - Fecha: 2019-10-13

MARIELA Y MARTÍN JUNTOS

Mariela Ortiz y Martín Mendez dieron por primera vez una entrevista juntos, cómo pareja. Dentro del marco de los podcast de Historias Deportivas, la pareja maratonista más rápida de Argentina habla de cómo se conocieron, la convivencia, si les molesta la diferencia de edad y hasta quien cocina.

¿Se conocían antes de arrancar la relación? 

Mariela: Si. En realidad, lo empecé a seguir en Instagram y él no me seguía. Nos cruzamos después en el 2015.

Martín: 2016… ¡Ya no se acuerda! Fue febrero de 2016.

Mariela: Nos cruzamos en la pista de Cachi (Salta) y lo vi de lejos, Martín en esos momentos entrenaba con Federico Bruno.Yo lo pispeé un poco, pero nada. Estaba con todo mi equipo, entrenador y hasta creo con mi nena.

Martín: Después de a poco se fue dando hasta que llegamos, en resumen, a establecernos en Cachi una pretemporada.

Mariela: Justo estábamos preparando los dos la misma carrera, el Medio Maratón de Rosario (Mayo).  

Martín: Siempre nuestros primeros encuentros eran ligados a las carreras… y a Cachi.

Mariela: Luego cada uno volvió a su casa y nos volvimos a encontrar en la preparación del Medio Maratón de Buenos Aires y decidimos subir juntos. Cuando tenía que sacar los pasajes, me comunique con él por Instagram así coordinamos. Ese fue el momento que nos pasamos los celulares.


¿Ya fuiste a Concordia?¿Conociste a su familia?

Mariela: Fui varias veces. Lo vi también en una carrera allá.

Martín: Se apareció solita ese día de la carrera. Fue el 6 de Enero para el Maratón de Reyes de Concordia. Golpeo la puerta de mi casa y la atendió mi hermana que se sorprendió más que yo de su aparición.


¿Cuál de los dos cocina?

Martin: Ella y muy bien.

Mariela: En Cachi el primer año que estuvimos juntos, teníamos un “permitido” y le prepare unas pepas que le encantaron. Cocino mejor pastelería que salado.

Martín: Este año no se dio. Es que terminamos tan cansados allá, que solo queremos entrenar y dormir. Además, conseguimos un lugar de comidas caseras que está muy bueno y barato.


Deben ser de las pocas parejas que deben pensar en dormir, comer y entrenar solamente.

Martín: Nos unió esta pasión y nos va a seguir uniendo. Estamos hablando y respirando  lo mismo. Salimos a entrenar juntos y compartimos muchos momentos. Son más los que estamos juntos que los que no. Nos resulta muy bueno.



¿Vos estás viviendo en Buenos Aires?

Martín: Si, desde Abril.


¿Te adaptaste bien?

Martín: Me cuesta y me va a seguir costando. Ahora tengo que ir a Concordia porque mi hermana va a tener familia, después volver e intentar adaptarme.

Mariela: Sé que está haciendo un gran esfuerzo por este sentimiento que tenemos. Además del objetivo que tiene: Buscar la marca y un buen puntaje para Tokyo 2020.

Martín: En realidad vine por ella.

Mariela: Cuando encontras a alguien que piensa y siente el atletismo en cada momento está muy bueno. Nosotros nos pasamos los ratos mirando competencias de atletismo y hablando de tiempos, de lugares para entrenar y de pretemporadas.  
En algún momento dejaremos de correr los dos y confiamos en ese sentimiento, que es más fuerte.


Ustedes tienen tal nivel que hacen hasta el Sudamericano juntos.

Mariela: Si, nos ha pasado que compartimos los sudamericanos de Media y Maratón. También nos ha pasado de hacer una carrera y los dos terminar en la misma posición.
Volviendo de la casa de Martín en Concordia paramos en Gualeguay donde realizaban una carrera. Aunque el día anterior habíamos entrenado, nos anotamos y salimos segundos los dos.


Posterior al Maratón de Buenos Aires, ¿Qué están preparando?

Martín: Estamos en una etapa de transición, de descanso (Igualmente, hace unos días ganó los 15k New Balance de Rosario). Empezamos la activación en estos días y estamos buscando objetivos para el año que viene.
Estoy tratando de pincharla a Mariela para que corra otra Maratón.


Cuando se da que uno corre y el otro no, ¿Se acompañan?

Mariela: En el caso puntual de Rosario, me quedé. Cómo saben tengo una nena pequeña (Olivia, 7 años) y yo me ausento mucho por viajes, por pretemporadas. Los fines de semana cuando me encuentro en Buenos Aires también estoy muy abocada a mi entrenamiento, mi hija se va con el papá. Estoy un poco “ausente” y se dio que me podía quedar, estar con ella y mi mamá.

Martín: Se hace muy difícil la organización cómo por ejemplo las idas y vueltas a Cachi. 


Preguntas de corazón...¿Qué te gusto de él?

Mariela: Me atrajo que es super reservado. Su timidez me dio esa cosa de duda, de querer conocerlo un poco más. Conozco poca gente tan buena como lo es Martín. Es una persona transparente, honesta, humilde y no es de los que calcula. No piensa en su conveniencia contestando lo uno o lo otro, es transparente. Bueno, de buena madera. Su familia es así y por eso no me extraña que el fuera de esa manera.


¿Y a vos de ella?

Martín: Ella no se acuerda, pero yo la vi en una curva de la pista de Cachi. A mí me llama mucho la atención la gente que corre bien, la forma hacerlo demuestra cómo es la persona. Ella tiene una libertad para correr, unos movimientos tan expresivos que note en su pensar y en su forma de ser, debe ser asi. Ser tan libre como lo hace corriendo. Le dije cuando le hable… Me llamas la atención.

Mariela: No me dijo “me gustas” y la verdad me sorprendió. Cuando me dijo “me llamas la atención” pensé que me vio tres ojos o no sé, jajaja.

Martín: Ya conociéndola, vive la vida de una forma muy liberal y espontánea. Su manera de ser hace que las personas la rodeen y la quieran. Toda la gente que la conoce piensa igual, es una persona maravillosa.


¿Cómo manejan la diferencia de edad?

Mariela: Para los que no lo saben, le llevo 10 años a Martín. Era más prejuicio mío que de él. En un principio de la relación, ponía por delante los “pero” y diez mil excusas. Hasta que un día se enojo y me dijo que si pensas asi, no seguimos más.

A pesar de lo que la gente diga, no soy una persona fácil, soy bastante arremetedora, avasalladora y manejadora de ciertas situaciones. Pero él tiene una manera de llevar todo eso, que me tranquiliza. Se me complica en palabras explicarlo, el sabe bajarme. Si doy un indicio de querer pelearlo, lo desactiva totalmente.

Martín: Eso hace al equilibrio de la relación.

Mariela: Yo me enojo y él hasta se me ríe. Me sabe llevar y no es fácil.

Martín: Yo también tengo mis días, no tan cabrones como los de ella. Pero soy más de verme hacia adentro.

Mariela: Yo me hablo y me contesto sola.

Martín: ¡Si! Un ejemplo, vamos en el auto y me pregunta “¿Cómo tengo el pelo?” y se autocontesta… “Si, ya se… Lo tengo de tal manera”.

Mariela: Él entendió todo, eso es lo que me enamora. No va a buscar una pelea donde no la hay. Soy objeto de burlas de todo tipo por el tema de la edad. Algunas cosas que me dicen no son reproducibles. De “roba cuna” hasta mucho más. Igualmente bromeo siempre con mi edad.

Soy la más grande/vieja de mi equipo y del atletismo. Me hago mi propia burla, pero ya llega un momento que cansa.


¿Cuál sería la fecha de aniversario?

Mariela: Fue para antes del Maratón de Buenos Aires.

Martín: No tenemos un día en particular.

Mariela:
Sabemos que cumplimos un año en el mismo lugar, en Cachi. Fines de Agosto sería. No le damos mucha bola a eso. La realidad es que desde que nos conocemos hasta ahora, he pasado más tiempo con él que con toda mi familia junta. Compartimos mucho.


¿Ya conviven?

Martín: Al venirme a Buenos Aires, me estoy reorganizando en lo que es mi vida laboral. Paso días en la casa de ella y de un amigo que me brinda el espacio. Soy profe de educación fisica y tengo grupo de running en Concordía y a su vez trabajaba en un profesorado.

Deje todo eso para estar más cerca de Mariela y poder establecerme como atleta “profesional”.


ESCUCHA LA NOTA COMPLETA EN SPOTIFY AQUÍ O DESDE EL BOTÓN "REPRODUCIR" DE IVOOX-

Comentarios

Subir