Logo
News image
Autor: Eduardo Barrionuevo - Fecha: 2019-11-09

PODCAST CON FABIAN MANRIQUE

En el capitulo 22 de los Podcast de Historias Deportivas, entrevistamos a uno de los mejores atletas en 1500 y 3000 metros de la historia argentina. Conoce por todo lo que pasa un atleta elite para mantenerse en esa categoría y vivir sin mucha ayuda gubernamental.

Te dejamos los mejores momentos de la entrevista:


En los entrenamientos que se hacen en Cahi, ¿Que le dan a un atleta elite?

Ayuda en un montón de aspectos. En el pueblo de Cachi vos estas aislado y solamente pensas en entrenar. Entrenas a la mañana, comes, dormís una siesta y a la tarde volves a entrenar.

Es un pueblo donde hay altura, tiene 2.300 metros sobre el nivel del mar y eso a los atletas de fondo ayuda mucho. La falta de oxigeno nos hace entrenar más duro. Pero cuando bajas al llano, hacemos la diferencia.


¿Cómo apareció el running en tu vida?

Empecé desde muy chico jugando a la pelota, prácticamente desde que tengo memoria. A los 17 años apareció el atletismo en mi vida.

Jugaba al futbol en Midland, llegué hasta la cuarta división, y uno de los preparadores físicos vio mis condiciones y comenzó a hablarme de atletismo. Él me llevó a practicarlo y desde ese momento realizaba los dos deportes.

En el 2013 tuve que decidirme por uno de los dos deportes y me quede con el atletismo porque, a pesar que no le daba tanta importancia, tenía muchos más resultados.


¿Tenias objetivos pensados?

Una vez enfocado y manejarme de manera profesional desde 2015. Siempre se piensa en llegar a lo más alto que se puede. Los Juegos Olímpicos o el Mundial están en mi cabeza.


¿Ya has representado a Argentina en competencias?

Si, competí en el Iberoamericano, sudamericano y mundial de atletismo universitario.


¿Qué sensaciones da representar al país?

Son las mejores. Es una satisfacción personal  lograr estar en ese nivel. Cuando estás ahí, en la previa de la competencia, hay mucha presión y nervios. Pero cuando se larga la carrera, te olvidas de la presión y recordas todo lo que pasaste para estar ahí.



Lograste marcas en 1500 y 3000 que son de las mejores de la historia argentina. Eso tira para adelante?

Si, motiva para seguir intentando mejorar. Esas marcas me dejan cerca de lo que sueño.

Una marca mínima para ir a un Juego Olímpico en 1500 metros es de 3:35. Estoy a 10 segundos, suena poca diferencia pero para un atleta es bastante. La otra manera es estar entre los primeros 45 del ranking que hoy en día es correr a 3:37 / 3:38 promedio en 5 carreras durante el año.


¿Te queda esa cantidad de carreras en el calendario para lograr la clasificación?

La idea con mi entrenador es viajar a Europa, entrenar y realizar competencias buscando lograr la clasificación.


¿Notas mucha diferencia en los entrenamientos de los europeos con los argentinos?

Hay mucho más profesionalismo allá. Ellos tienen la tecnología ligada al deporte y pueden dedicarse completamente a entrenar. Hay más apoyo económico de sponsors y del estado. Eso les da la posibilidad de descansar.

Si lo ves desde la perspectiva de atleta, es un trabajo para nosotros y necesitamos recuperar bien. Nos podemos romper entre entrenamiento y entrenamiento.


¿Al atleta argentino le da para vivir del deporte o vos tenes que hacer algo más?

Me dedico solamente al atletismo pero vivo con lo justo. La única entrada económica que tengo es una beca que me da el municipio que son $ 10.000.-. Cuando los recibo lo primero que hago pago el alquiler, los servicios y con  lo que queda trato de comprar la mercadería que alcance. Más o menos son $4.000.-.


Lo que hago es correr competencias de calle que me deje alguna moneda para seguir comprando mercadería y ahorrar, un poco aunque sea, para un viaje próximo.

Mi señora también corre. En una carrera que hicimos en Viedma hace poco a los dos nos fue bien y pudimos traer dinero los dos.


¿Qué puede hacerse para ayudar más a los elites para que no sufran la parte económica?

Las becas ayudarían un montón. Que vengan del Estado, del ENARD por ejemplo. Hace tiempo atrás había para los representantes argentinos. Es más, me correspondería ya que fue representante en competencias Iberoamericanas. Sería otra entrada para mí.

A los organizadores de carreras de Capital que organizan todos los fines de semana, habría que pedirles que aporten para que los atletas de otros rincones del país puedan competir. Casi nunca corro en la Ciudad de Buenos Aires ya que no ponen una buena premiación. Juntan 10.000 / 15.000 personas y no va nada para el deporte.


¿Qué sensaciones te da correr?

Después de estar lesionado y volver a entrenar, las sensaciones son cómo de alivio. Volves a hacer algo que te gusta. Cuando pude correr nuevamente decía: Gracias Dios por poder hacer lo que me gusta. A pesar de que sufrís en cada entrenamiento, es un sufrimiento que uno lo disfruta. Además me acerca a lo que quiero lograr.


¿Te ves corriendo distancias más largas?

Si. La idea esta en probar mi cuerpo en la distancia de Media Maratón. Este año iba a hacer la de Buenos Aires, pero no se pudo dar. En Agosto/ Septiembre del año que viene intentaré de nuevo.


Para escuchar el podcast, apreta el botón "Reproducir" o desde AQUI en Spotify.

Comentarios

Subir