Logo
News image
Autor: Eduardo Barrionuevo - Fecha: 2019-11-24

SOFI CANTILO EN ZAPATILLAS VERDES

La ultramamá y ultrarunner nos cuenta sobre sus inicios en el atletismo, de cómo venció al cigarrillo y todo lo que se viene en sus competencias las cuales superan las 200 millas (332k).Cómo se entrena y cómo se maneja la cabeza en las distancias que muy pocos son de animarse.


¿Venís entrenando estas semanas?


Si, corro La Misión en Villa La Angostura en un par de días. Son 200 kilómetros en formato NO STOP y formato de autosuficiencia. Lo que quiere decir que no hay puestos de hidratación. Siendo en la Patagonia Argentina, todo el recorrido tiene muchos puestos de hidratación naturales.


¿Cómo se prepara esa distancia viviendo en Capital Federal?

El kilometraje no es lo que se complica. Lo difícil pasa por el tema del terreno. No tengo una destreza natural para bajar y subir montañas y eso necesito entrenarlo. Voy un poco más despacito, igualmente intento recuperar en los momentos “lisos” de la carrera.


¿Cuál es tu fuerte en la montaña?

Subo bastante bien, pero creo que mi fuerte principal es la cabeza.La tengo a prueba de balas, más aún en la competencia. La vida me fue preparando para esto y esto me fue preparando para la vida.

Te empezas a dar cuenta que el dolor físico no es nada al lado de otro tipo de dolores. Cuando las cosas se ponen en perspectiva es más fácil.


¿Qué se te pasa por la cabeza en una carrera de 320 kilómetros?


Lo primero que pienso es quien me mando venir acá. ¡Me pasa en el kilometro 5!

¿Vieron el muro del maratón? Lo tenes muchas veces. Lo que hay que tener siempre presente es que lo que pueda doler ahora va a pasar y me voy a sentir bárbaro. Después de los peores dolores y el cansancio, revivís. Es el circulo del ave fénix una y otra vez. Tengo tatuada una frase que dice “un kilometro más” y lo aplico para la vida.


¿Qué recomendas para los que quieren hacer ultramaratones? 

Recomiendo tener un buen entrenador y que te cuide. Muchas veces veo que hay profesionales muy buenos diagramando pero no cuidan tanto al atleta. En mi caso entreno con Marcelo Perotti desde que empecé a correr siempre sentí que me cuido. Cuando a él le plateé de hacer una ultra luego de ganar carreras importantes, me planteo de correr un año más ya que tu cuerpo necesita acumular más kilómetros.

Además hay que saber, como atleta, escuchar al entrenador.

La progresión es el camino para todo. Arranque con las carreras de 80k  (3), 100 (1), 160 (1).


¿Qué te gusta de correr tanto?

Me fascina correr tanto e ir superando cosas. Lo que además tiene son las historias que vas conociendo. Los compañeros de montaña te dejan compartir momentos que me encanta. La calle es más tirana, siempre es todo con el reloj.

En este tipo de carreras no ser (buen) compañero le puede costar la vida al otro. También hay que tener esa conciencia.


¿Cómo arrancaste a correr?

De casualidad cuando deje de fumar. Fume desde los doce años un atado, un atado y medio por día. Pero deje de un día para el otro. Lo que ya demuestra lo duro de mi cabeza.

Empecé con el gimnasio para manejar el tema de la ansiedad y no engordar como dicen todos. Me pidieron que corriera en vez de caminar para entrar en calor y no me daban ni las piernas ni los pulmones para eso. Me inicie caminando veinte minutos y después pase a trotar unos segundos.

Cuando salí de entrenar me encontré con toda la ciudad empapelada de naranja hablando una carrera Nike que se hacía en unos días. Me anime y me anote para realizarla. Pase de los pocos minutos de la cinta a realizar los 10k en 55:56.


¿Cómo te manejas en la vida cotidiana?

Tengo 2 hijos: Lola de 3 y Tatu de 8. Mi vida es un caos. Me organizo haciendo malabares todos los días de mi vida. Hago un “Tetris” para meter un rato de trabajo, un rato de entrenamiento y un rato con los chicos. No tengo horarios fijos. Trato de ser madre presente con mis hijos y creo que eso es lo más difícil.


¿Cuántas veces entrenas por semana?

Seis veces por semana. En general hago 2 veces doble turno seguido. Tengo día de fondo largo , gimnasio y cuestas. Un fondo largo le digo a una salida de 1:30 a 4:30 horas.


¿Hay momentos de descarga?

Luego de una carrera larga hay días que hago muy poco y hasta nada. Si no bajas ahí, teniendo el cuerpo dañado, te podes lastimar mal. Hay que trotar muy suave en esos momentos. En general me recupero bastante rápido.


¿Cómo vienen los planes para 2020?

Van a venir los objetivos más importantes de mi vida. La idea es hacer la triple corona de carreras de 200 millas. Big Foot 200, Tahoe 200 y Moab 240 (todos los números son millas).  



Escucha la entrevista completa apretando el botón "Reproducir" en Ivoox o en Spotify desde 
AQUI.

Comentarios

Subir